sábado, 17 de julio de 2010

Confidencias de Jesús a un sacerdote

Selección de TEXTOS URGENTES - LIBERACIÓN
Mons. Ottavio Michelini

7 de Octubre de 1975

Si el amor se puede comparar con un brasero ardiente, el efecto que produce el agua arrojada sobre él: apaga el fuego, levanta una columna de denso vapor, y no deja más que carbones negros. Esto le sucede en el alma ardiente de amor cuando está bajo la acción de Satanás. Del amor y del fuego que le arde en el corazón, del calor y de la luz no queda ya nada. Una nube de humo envuelve al alma, carbones negros, porque negra se ha vuelto el alma bajo la acción del pecado.

Mi Vicario en la tierra, no hace mucho tiempo ha dicho que en la Iglesia se están verificando hechos y acontecimientos que no se pueden humanamente explicar, sino con la intervención del Demonio.
Si hoy el Enemigo está más arrogante que nunca y domina sobre las personas las familias, los pueblos, y los gobiernos, en todas partes, ¡es natural! Tiene el campo libre y casi sin oposición. ¿Porqué no se hacen los exorcismos privadamente? Para esto no se necesitan particulares autorizaciones.

23 de Octubre de 1975

En la Edad Media se convocaron las cruzadas entre los cristianos para liberar mi Sepulcro. Ciertamente mi Sepulcro es sagrado porque hospedó Mi Cuerpo Santísimo.
Pero mi Sepulcro sin embargo no es más que una tumba, que no vale lo que un alma cuyo precio es infinito, cuyo precio es el Misterio de mi Redención.

Mi Encarnación, mi Pasión y Muerte, tienen como único fin la liberación de las almas de la mortífera esclavitud de Satanás.
La participación de mi Sacerdocio a los obispos y a los sacerdotes tiene el único fin de hacerlos corredentores míos en la lucha contra el poder de las Tinieblas, en una cruzada sin interrupciones, conducida con sabiduría, inteligencia y constancia usando las armas indicadas por Mí con la palabra y sobre todo con el ejemplo.
No hay alternativas. Si en mi Iglesia se hubiera hecho buen uso de estas armas, bien otra sería hoy la situación en el mundo. Satanás domina porque no ha sido obstaculizado en su avance.

25 de Septiembre de 1975

Cuánto quisiera que sacerdotes y fieles, liberados del peso que los oprime y sofoca, reconquistaran el sentido de la vida, convirtiéndose a Mí, a la luz, a la verdadera vida regresando a la casa de mi Padre que los espera y los ama, no obstante su perversión.

24 de Mayo de 1976

Se puede permanecer pasivos, o casi, frente a la acción de un enemigo furiosamente activo que no carece ni de inteligencia ni de potencia para combatir a las almas a las que odia y quiere atropellar y perder?
¿Cómo se explican ciertas lagunas, que han abierto pavorosas brechas al enemigo? Así por ejemplo, de improviso se anulan cada día medio millón de exorcismos que un gran Pontífice había establecido con intuición profética para este vuestro siglo, para combatir a Satanás y a sus legiones...Me refiero a la oración a mi Madre y vuestra, y a San Miguel que se recitaban al final de la Santa Misa.

25 de Mayo de 1976

Para aliviar tantos sufrimientos causados por el dominio de Satanás sobre las almas, es necesario organizarse sin perder tiempo, actuar con humildad y con una fe tenaz. ¡Yo, Jesús, os daré las indicaciones a seguir! Mientras tanto, para encontraros a vosotros mismos, usad las indicaciones que la Virgen, Madre mía y vuestra, os ha dado en Fátima, en Lourdes y en tantísimos otros lugares: ¡Oración y Penitencia! Se necesita más oración y penitencia consciente.

27 de Mayo de 1976

Es necesario preguntar: ¿se cree o no se cree en las palabras del divino Maestro? ¿Se cree en su Divinidad? ¿Se cree, o no se cree en sus palabras que, precisamente porque son suyas, no pueden cambiar, por lo que son tan válidas hoy como ayer?

Releed mi Evangelio según Marcos: "Jesús se apareció a los once y les dijo: "Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda la creación, el que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea se condenará. Estas son las señales que acompañarán a los que les crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, tomarán serpientes en sus manos, y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien". Con esto el Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios. Ellos salieron a predicar por todas partes colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban".

¡Todo prodigio, hijo mío, como la liberación de un endemoniado, no le cuesta a la omnipotencia de vuestro Dios, sino a la debilidad de vuestra fe!

28 de Mayo de 1976

Son muchísimos los que sufren por culpa del Demonio, y no sólo sufren espiritualmente, sino también físicamente.Una vez más será bueno recordar que Satanás tiene superioridad sobre la naturaleza humana; por el singular y grandísimo poder de que dispone, puede mucho sobre esta pobre naturaleza.

Deberíais recordar aquí los numerosos casos de endemoniados liberados por Mí, deberíais recordar también las numerosísimas curaciones obradas por Mí en persona y por medio de mis Apóstoles a los que había conferido el poder de curar y de liberar a las personas atormentadas por los demonios.

¡Leed el Evangelio y leedlo bien! Meditad los pasajes que tratan esta delicada materia. De mi Evangelio no pocos descartan lo que no les es cómodo creer.

Muchos se escandalizan hoy sólo de oír hablar de exorcismos. Dicen que es cosa de otros tiempos, si acaso hoy día reservada a los Obispos. Cierto, para realizarlos en público y con solemnidad, el Sacerdote exorcista debe ser autorizado por su Obispo. Pero, en privado, ¿quién le puede prohibir valerse de un poder que le ha sido reglamentariamente conferido?

Satanás, rabiosamente activo, usa su maléfico influjo para hacer sufrir almas y cuerpos sin encontrar la mínima resistencia. Falta entonces la visión justa de un problema de primera importancia.
Es ejercicio de la verdadera paternidad pastoral el bendecir y exorcizar a quien tiene necesidad. Es deber primario del Sacerdote contener y contraatacar la nefasta acción del demonio, en cualquier forma y con todos los medios de que puede disponer.

8 de Junio de 1976

El doble juego de Satanás, que obra sin problemas desde el exterior y desde el interior de la Iglesia.
- Desde el exterior: quien no ve sus instrumentos está ciego: El comunismo, encarnación de Satanás, y el capitalismo masónico. En efecto, también la burguesía está resquebrajada espantosamente por el radicalismo masónico, fuerte por sus vínculos internacionales. Son armas con las que Satanás sin tregua busca desmoronar la Iglesia, y no se puede negar que, a través de tal aparato, en parte lo haya conseguido.

- Desde el interior: Satanás está provocando una tremenda y nunca tan universalizada crisis de fe en el clero. Las consecuencias son evidentísimas. Se sirve del progreso, de la tecnología moderna, toda o casi toda al servicio de Satanás, del mundo su aliado y de vuestras pasiones. La concupiscencia del espíritu, es decir la soberbia, gravísimo pecado de la Iglesia de vuestro tiempo, y la concupiscencia de la carne han separado del Cuerpo de Cristo a muchos miembros destinados al servicio del bien común, Sacerdotes y almas consagradas.

Frente a este formidable enemigo Yo, vuestro Dios, para liberaros de él, con humildad infinita me he hecho hombre, inmolándome a Mí mismo en la Cruz. Pero ahora condiciono vuestra salvación a vuestra adhesión y cooperación al Misterio de la Redención.

11 de Junio de 1976

Yo, Jesús, durante mi vida pública, no me he limitado a anunciar la verdad; he curado enfermos, he liberado endemoniados y consideraba también esto una parte esencial de mi pastoral. Hoy no se hace (porque los Pastores no quieren ocuparse personalmente de ella y sólo raras veces la delegan en otros) esta parte de la pastoral.
Yo la delegué en mis Apóstoles para que los Apóstoles y sus sucesores la realizaran. Si lo he hecho Yo, Jesús, también los Pastores de hoy deberían bendecir y exorcizar.

12 de Junio de 1976

Donde está el hombre ahí también está su acérrimo enemigo, Satanás, que no ahorra nada para inducir al hombre al mal.
Por esto os he enseñado Yo a pedir diariamente la liberación del maligno.

El Santo Padre ¿Qué ha querido decir con las palabras: "Suceden hoy en la Iglesia cosas que sólo se pueden explicar con la intervención personal del Demonio"?
Mi Vicario, antes que nada, ha querido reafirmar una verdad de fe porque ella resulta clara y repetidamente de la Revelación. En segundo lugar ha querido reafirmar que Satanás es persona viva y real, pavorosamente activa y ferozmente malvada, en perenne movimiento para difundir veneno espiritual mucho más peligroso que el más potente veneno material.

Pero aquí debo recordar mis palabras dichas a los apóstoles: que hay demonios que no todos pueden arrojar. Para arrojarlos se necesita mucha oración y mucha penitencia.
Se verá a qué tremendos excesos llegará la acción del Maligno; muchos de los que hoy no ven, o ven confusamente, cambiarán de opinión, si tienen tiempo de ello.

14 de Junio de 1976

Para la naturaleza humana el Verbo se hizo Carne, asociando a Su Naturaleza Divina la humana, en la persona de Cristo. La naturaleza humana mortalmente herida, caída bajo la tiranía de Satanás, fue liberada y sublimada. Le fue restituida la primitiva dignidad, brutalmente pisoteada y destruida con el engaño: "Si coméis de este fruto, os haréis semejantes a Dios".

Pero Satanás tiene todavía otra razón para odiar a la naturaleza humana, una razón de envidia y celos.
De la naturaleza humana surgiría una criatura, la más bella flor del Cielo y de la tierra, "Humilde y alta más que criatura", ningún ser la podrá igualar. Objeto de las complacencias divinas, Ella no conoció nunca, ni siquiera por un solo instante, la esclavitud de Satanás.
Satanás no puede mirarla, no puede pensar en Ella sin ser por ello turbado desesperadamente, sin sufrir como a ninguno de vosotros os es dado poder comprender.

15 de Junio de 1976

¿Quién se preocupa? Satanás ha traído la muerte al mundo, Yo he traído la vida. "Ego sum resurrectio et vita". (1) He empezado primero a hacer, luego a enseñar. Si tomáis en la mano el Evangelio podréis constatar cómo Yo he obrado verdaderamente. Mi principal ocupación y preocupación ha sido la de conocer y acercarme a los que sufren, aliviar las penas, curar las enfermedades, perdonarles los pecados y liberar a los poseídos de los espíritus del mal. ¡A cuántos he curado!

¿No es éste un medio para llegar a las almas y acercarlas a Dios? ¿No es, ésta, buena y eficaz pastoral? ¿Tal vez se duda de no poderlo hacer? Entonces Yo, Divino Maestro, habría impartido a mis Apóstoles una orden no ejecutable ¿qué Maestro habría sido?
¿Por qué los Santos con tanta eficacia bendecían y sanaban? Aún en estos años Obispos y Cardenales Santos ¡cuántas veces no lo han hecho! Sin embargo han sido Pastores de este siglo, de esta generación.
La causa de la ineficacia de tantos ¿no se debe buscar más bien en la falta de fe y de penitencia?

11 de Mayo de 1977

La Iglesia nueva será como Él la ha fundado y como Él la quiere. Será la estrella capaz de guiar a los pueblos unificados hacia la meta común, a los individuos y a las naciones.
Será verdaderamente el sacramento de salvación, generador de justicia de paz y de amor. La Iglesia regenerada será la Iglesia consciente y conocedora de los grandes poderes divinos que le han sido conferidos. Será la Iglesia compenetrada de su gran misión divina, será la Iglesia que luchará denodadamente por medio de sus Obispos y sacerdotes, todos compenetrados de la conciencia de la grandeza, dignidad y potencia sacerdotales y harán frente a las oscuras potencias del infierno, liberando y sanando almas y cuerpos de tantas, tantísimas criaturas tiranizadas por los demonios, en cuya existencia y maldad todos creerán.

La Iglesia nueva será la Iglesia consciente, en la que toda pastoral será válida y eficaz sólo si se identifica con la misma actividad humana y divina de Cristo que continúa renovándose y perpetuándose en el Misterio de la Eucaristía que es el Misterio de la Cruz; la actividad humana y divina de Cristo era, es, y será siempre la de redimir, es decir, liberar a las almas de la esclavitud de Satanás; ésta es y será siempre la finalidad de la Redención que continúa.
Será por tanto la Iglesia que tomará en serio la gran enseñanza de la Cruz, será la Iglesia que seguirá a Cristo por el camino trazado por Él con la humildad, la pobreza y la obediencia.

31 de Mayo de 1978

La Cruz es y será la liberación de la humanidad de la tiranía malvada de Satanás, pero la Cruz es una sola cosa con la Eucaristía, porque es la Misa la que da al mundo al Redentor con el misterio de la Cruz, ¡así debe entenderse la visión de las Dos Columnas!

6 de Noviembre de 1978

El Exorcista no debe esperar consuelos, sino sólo y siempre sufrimiento, y que raramente ve el resultado de su acción pastoral, la más directa pastoral, de la que Yo, Verbo eterno de Dios, he dado tantas veces ejemplo arrojando los Demonios y curando a los enfermos, pero para que este Ministerio Pastoral surta sus efectos debe ser ejercido por Santos Sacerdotes

11 de Noviembre de 1978

¿No he dado a Mi Iglesia reglas bien precisas e indicaciones prácticas de cómo amar a los propios hermanos, indicando también el modo de concretar el amor cumpliendo las Obras de Misericordia Corporales y Espirituales?
Ahora bien, ¿quién más enfermo y más necesitado que un maleficiado, que siempre sufre en el alma y en el cuerpo, quién más necesitado de comprensión y de ayuda?
Si el Obispo es verdaderamente santo no le faltará ni la sensibilidad de comprender, ni la Gracia de actuar eficazmente sobre quien sufre de maleficio.

12 de Noviembre de 1978

El exorcismo privado es de todos los sacerdotes y aún de los seglares.
Como te dije en anteriores mensajes, el exorcista debe ser siempre persona de profunda vida interior, que viva intensamente la Vida de la Gracia, plenamente consciente y conocedor de lo que hace y, por lo tanto, que conozca a fondo la naturaleza de la trágica lucha que ha de sostenerse contra las misteriosas, pero reales, potencias del mal; que sepa de las astucias y de las insidias que ellas están siempre prontas a tender contra todos y de manera especial contra aquellos que les hacen frente sin temores y sin miedo, pero con la necesaria prudencia.

Es cosa absurda y paradójica que un Sacerdote ignore, o afirme que no cree en los Demonios ni en su odio por toda la humanidad, porque eso equivale a afirmar que ignora el "porqué" del Sacerdocio y de su misión en medio del mundo!
Estos sacerdotes pueden muy bien ser comparados con Oficiales de un Ejército que no creen que deben combatir contra el enemigo que los ataca, afirmando, que no existe, que sólo es una fábula de tiempos pasados, mientras que sus soldados caen numerosísimos ante sus ojos.

Llamar a buenos seglares para sustituir a Sacerdotes Una noche de 1974 te dije que te procuraras Crucifijos para que los dieras a buenos seglares, animados de un espíritu de fe y de caridad, que no encuentro ya en mis Sacerdotes, a fin de que esos seglares "bendigan",(2) dado que los sacerdotes no sólo no bendicen ya, sino que se ríen de aquellos que animados por un verdadero espíritu sacerdotal lo hacen aún.
Desmayando los Sacerdotes en los fines primarios de su vocación, Yo Verbo eterno de Dios, te sugerí que llamaras a buenos seglares, temerosos de Dios, para sustituir a los Sacerdotes materializados, para bendecir sin miedos y sin temores, asegurándote la eficacia de sus bendiciones.
La necesidad es grande, de hecho, Mi Iglesia rebosa de fuerzas enemigas; está llena de ellas en su interior y cercada de asedio en el exterior, pero tú sabes de qué parte se inclinará la suerte favorable en este inmenso conflicto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada