jueves, 28 de febrero de 2013

Mensaje de la Santísima Virgen a Bernabe Nwoye - 24 febrero 2013





MENSAJE DE LA SANTISIMA VIRGEN A BERNABE NWOYE
FECHA: 24 DE FEBRERO DE 2013.
HORA: 3.00 am
LUGAR: MI ALTAR DE REPARACION, TIERRA SANTA DE ADORACION, OLO, NIGERIA.

En mi oración durante esta hora, vi a nuestra Señora descender de una nube con multitud de ángeles. Se acercó y suavemente dijo: “Mi Paz viene del Cielo. Yo soy la Reina del Cielo, la Madre del Agonizante Jesucristo. Te traigo a ti y a todos Mis hijos, un mensaje de paz y de amor. Oh, acérquense más a Mi Manto de Amor y permanezcan en la paz que viene del Cielo.
Hijos, ustedes han entrado en el momento en el que la oración y el silencio serán sus mejores armas. Revístanse con estas dos armas, ustedes vencerán.
Como soldados que han tomado sus posiciones en el campo de batalla, estén vigilantes y en oración silenciosa meditando la Palabra de Dios. Presten atención a las órdenes del Jefe de Combate. Ustedes verán como la victoria será de ustedes.
Mis queridos hijos, os ruego que no participen en conversaciones ociosas sobre los asuntos de la Iglesia desde este momento. Dejen que sus dos armas sean el silencio y la oración; ustedes nunca estarán confundidos; ustedes nunca serán derrotados. Sus oraciones y sacrificios durante estos años por la Iglesia nunca serán en vano. Yo estoy siempre ante el trono de Dios con las oraciones de Mis hijos, Mis propias lágrimas y los sufrimientos de los mártires en unión con el sacrificio de Mi Hijo Jesucristo para pedir perdón y bendiciones para el mundo. Por encima de todo, Jesús promete estar con Su Iglesia hasta el fin de los tiempos y que las puertas del infierno no prevalecerán sobre Ella. Que esto, los arme de valor. Que esto, sea su esperanza. En silencio y en oración, ustedes vencerán la batalla que ya ha comenzado.  
Hijos, acérquense más a Mi. No se aparten del manto de Mi amor. En Mi Corazón, Yo protegeré a todos Mis hijos de las asechanzas de los malvados.
Bernabé, estoy feliz contigo y con todos Mis hijos que han respondido al llamado de los cenáculos de oración. Yo los llamé a que permanecieran en el cenáculo de oración Conmigo mientras pasan hacia la nueva era de la Iglesia. Yo los he reunido a ustedes como reuní a los Apóstoles de los primeros tiempos, para instruirlos y fortalecerlos para la misión que tienen por delante. Bienaventurados son los que están entre Mis hijos que respondieron al llamado del cenáculo.
Regocíjense, porque ustedes son los apóstoles de la renovación y porque ustedes están Conmigo en el Cenáculo cuando esto sucedió.
Con gozo en Mi Corazón, perdono a todos los que han llegado tarde y a todos los que se han perdido algún cenáculo y a todos los que no escucharon el llamado. Ellos podrán unirse al cenáculo contigo y completar los meses que quedan; pero solo aquellos que completen al menos tres meses sin tardanzas, vendrán el último mes del cenáculo para recibir la plenitud de la bendición. Hijos, regocíjense porque ustedes estaban en el cenáculo cuando esto sucedió. Yo estoy con ustedes, Yo estoy en medio de ustedes. No teman. Oren y mediten la Palabra de las Escrituras. Coloquen todos Mis mensajes en sus corazones y reflexionen sobre ellos.
¡Silencio! ¡Silencio! ¡Silencio! La oscuridad ha cubierto al mundo. El enemigo está cerca. Sean valientes, Yo estoy aquí.
¡Adiós! Ella sonrió y desapareció.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada