lunes, 14 de marzo de 2011

DIOS PADRE SE MANIFIESTA - Mensaje de Dios Padre a J. V.

Feb 08_11 PedidMe continuamente vuestra transformación de cuerpo y alma.


Rosario vespertino.
Temas:
  • Os pido que os vayáis uniendo, pero sobre todo, que os dejéis mover por Mi Santo Espíritu, para que Él vaya reuniendo a Mi rebaño y vaya reuniendo a todos.
  • El Reino de los Cielos es el lugar más bello, os lo vuelvo a repetir, es el lugar más bello que el alma pueda siquiera imaginar.
  • PedidMe continuamente para que la Luz de Mi Santo Espíritu os ilumine y os transforme.
  • Debéis hacer que vuestra alma se vaya alimentado de lo mejor que le podáis dar a ella y lo mejor que tenéis es la Santa Biblia.
  • Yo no aparto Mi Mirada sobre cada uno de vosotros, ni siquiera os dejo por un segundo, continuamente estoy velando por vosotros.

Mensaje de Dios Padre a J. V.
Primer Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Os pido que os vayáis uniendo, pero sobre todo, que os dejéis mover por Mi Santo Espíritu, para que Él vaya reuniendo a Mi rebaño y vaya reuniendo a todos.
(Lenguas…) Hijitos Míos, Yo Soy vuestro Dios y Yo no obligo a la creatura a amarMe. El amor debe de salir desde lo más profundo de vuestro corazón, porque el amor nace hacia aquél o aquella persona que os hace un bien, Yo Soy el Perfecto Bien, Yo os doy todo lo que tenéis, vosotros, sois por Mí, Yo os he dado la vida, tenéis todo, lo visible e invisible.
Si realmente vosotros meditarais todo lo que tenéis, veríais que esto no se da por casualidad, todo lo que tenéis ha brotado de un Corazón amorosísimo y ése es el Mío, Mis pequeños, es Mi Corazón, Mi Amor, el que ha hecho y creado todo lo que vosotros tenéis y lo que sois.
Cada uno de vosotros ha venido a la Tierra por una misión, y es la de producir amor. Yo os he dado Mi Amor y, vosotros, como hijos Míos, de Mi Corazón, debéis transmitir amor a vuestros hermanos.
Mis pequeños, ¿qué mejor misión que ésa tan bella? Si Yo os hubiera dicho que vinierais a la Tierra a hacer algo mucho más difícil, quizá hasta fuera de vuestras capacidades, entonces tendríais una razón por la cual venir hacia Mí y dercirMe: “mi Padre, mi Dios, yo no puedo hacer esto o aquello, porque se sale de mis capacidades”, pero amar a vuestros hermanos, que debiera ser lo más sencillo, no se sale de las capacidades de nadie, Mis pequeños. Vosotros fuisteis creados para amar y ser amados, vuestro corazón debe crecer con ésa naturalidad de amar a vuestro prójimo y debe ser tan natural, como así os lo pidió Mi Hijo: “amaos los unos a los otros, como Yo os he amado”, Él vino a amaros a cada uno de vosotros, vino a enseñaros cómo se ama en el Cielo y esto es, respetándoos unos a otros, ayudándoos unos a otros, con las capacidades que tenéis cada uno de vosotros.
Os he dicho que cada uno de vosotros sois diferentes para que os ayudéis con las capacidades que tenéis, unos con otros. Cada uno de vosotros no sois iguales, tenéis necesidad de lo que vuestro hermano tiene y vosotros también, debéis dar de lo que vuestro hermano necesita y así os vais compartiendo de lo que tiene uno con el otro y así vais creando Mi Cuerpo Místico y esto debe ser creado en el amor.
Mis pequeños, es el Amor el que va a cubrir toda la Tierra, pero si vosotros estáis impidiendo que el amor cubra la Tierra, éste no se va a dar y se va a retrasar. Es por eso que os pido que os vayáis uniendo, pero sobre todo, que os dejéis mover por Mi Santo Espíritu, para que Él vaya reuniendo a Mi rebaño y vaya reuniendo a todos vuestros hermanos que realmente van a hacer el cambio en el amor, unidos a Mi Hijo.
Gracias, Mis pequeños.
Segundo Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: El Reino de los Cielos es el lugar más bello, os lo vuelvo a repetir, es el lugar más bello que el alma pueda siquiera imaginar.
Hijitos Míos, cuando vosotros planeáis hacer un viaje, tomáis todo lo necesario para saber a dónde iréis. Buscáis en libros, veis en mapas, buscáis las líneas aéreas, todo lo necesario para llegar seguros al lugar a dónde iréis y, sobre todo, para saber qué es lo que vais a disfrutar en aquél nuevo lugar que conoceréis. Preguntáis por un lado y por otro cómo será aquél lugar, de qué os tenéis que proteger y qué podéis gozar más. Además lleváis ésa alegría a vuestras amistades, familiares, hijos. A todos aquellos con quienes entráis en contacto les compartís a donde vais a ir y así ellos, también, gozarán con vosotros de ésa alegría.
Si esto es en la Tierra, Mis pequeños, que vais a hacer un viaje de pocos días y queréis gozarlo y compartís ése gozo, ¡cuánto más debe ser vuestra partida de regreso al Reino de los Cielos!
Desgraciadamente, la gran mayoría de vosotros, veis ésa partida de la Tierra hacia Mi Reino, vuestro Hogar, como algo difícil, feo, molesto, que no deseáis hablar de ello. Mis pequeños, os puedo decir que el mejor viaje que podáis hacer en vuestra vida, es el regresar al Reino de los Cielos, no tiene comparación absoluta a cualquier lugar bello que vosotros hayáis visitado en la Tierra. Regresar a vuestro Hogar, es lo más bello porque no es nada comparable a las bellezas de la Tierra que, ciertamente, tenéis lugares muy bellos que Yo creé y que vosotros compartís en alegría con vuestros hermanos, pero regresar al Reino de los Cielos es una belleza que aún no os podéis imaginar, y esa belleza la ganáis cuando estáis Conmigo y si estáis Conmigo, ¿de qué os debéis preocupar, Mis pequeños?
Debéis preocuparos solamente de llegar bien arreglados y esto es, que vuestra alma esté limpia, que vuestra alma esté preparada para ser recibida por Mí, por vuestro Padre, por vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad, con un gozo infinito, porque Yo voy recibiendo a todas las almas que regresan, que cumplieron su misión y que les voy a compartir de este gozo inmenso porque cumplieron bien con su misión.
Ciertamente, tendréis que pasar un tiempo de purificación para que vuestra alma se purifique por vuestras faltas, pero después de ello, la gran mayoría de vosotros, podréis estar Conmigo.
El Reino de los Cielos es el lugar más bello, os lo vuelvo a repetir, es el lugar más bello que el alma pueda siquiera imaginar.
Venid pues, Mis pequeños, con alegría y si estáis ya en esos momentos en los cuales vuestra partida se acerca, estad alegres, porque Yo, vuestro Dios, con todo Mi Amor os esperaré con los brazos abiertos. Os amo infinitamente, Mis pequeños, y quiero ya el regreso de vosotros aquí, Conmigo, en el Reino de los Cielos.
Gracias, Mis pequeños.
Tercer Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: PedidMe continuamente para que la Luz de Mi Santo Espíritu os ilumine y os transforme.
(Lenguas…) Hijitos Míos, pedidMe continuamente para que la Luz de Mi Santo Espíritu os ilumine y os transforme, Mis pequeños.
Esto es muy importe, que Le pidáis continuamente vuestra transformación de cuerpo y alma, Mis pequeños, porque, os va a sonar fuerte esto que os diré, pero vosotros ahora sois un remedo de lo que eran vuestros Primeros Padres antes del Pecado Original. Imaginad la perfección con que Yo creé a vuestros Primeros Padres, pero el Pecado Original hizo que cayeran tanto su espiritualidad, su alma, como también su cuerpo.
Mis pequeños, vosotros necesitáis regresar a ese estado en el que fueron creados vuestros Primeros Padres, pero para ello debéis poner también de vuestra parte. Debéis, como os dije, estar pidiendo, continuamente, esa transformación de cuerpo y alma, pero esa transformación también os va a llevar a un compromiso, que es el de ser verdaderos hijos Míos, como eran vuestros Primeros Padres antes del Pecado Original.
Os estoy dando algo grandísimo, os estoy pidiendo que regreséis a ése estado, pero Adán y Eva, en ése estado, vuestros Primeros Padres, se comportaban como verdaderos hijos Míos, en donde Yo podía hacer Mi Divina Voluntad en ellos y ellos se alegraban con el vivir bajo Mi Divina Voluntad, que esto es, bajo Mis Ordenes de Amor, todo estaba perfectamente hecho. Así lo aceptaban vuestros Primeros Padres, dejaban que Yo les guiara, que les protegiera de ellos mismos y de satanás. De ellos mismos, porque la naturaleza humana es débil y de satanás, porque satanás quería destruir Mi Obra y Yo, continuamente los estaba protegiendo, así como os protejo actualmente, pero debéis llegar nuevamente a ese estado, Mis pequeños y debéis poner de vuestra parte, porque llegar a ese estado es un estado bellísimo, Mis pequeños. Es el primer estado en el que fueron creados ellos, donde se vivía la perfección y vosotros fuisteis creados para ello.
Por eso os pido, Mis pequeños, no desfallezcáis. Continuamente pedidMe ésa perfección en todo vuestro ser, esa transfiguración de cuerpo y alma, para que Mi Santo Espíritu trabaje en vosotros y vosotros podáis ser también como Mi Hijo, Amor entre todos vosotros, y llevar, como Mi Hijo, paz, armonía, felicidad, pero perfección, Mi Perfección a todos vuestros hermanos, porque en la perfección es como gozaréis más todos los dones, Virtudes, Bendiciones con que Yo os regalo continuamente.
AgradecedMe pues, Mis pequeños, todo lo que os doy, porque no os imagináis, todos los regalos espirituales que obtendréis cuando seáis transformados, transfigurados por Mi Santo Espíritu.
Gracias, Mis pequeños.
Cuarto Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Debéis hacer que vuestra alma se vaya alimentado de lo mejor que le podáis dar a ella y lo mejor que tenéis es la Santa Biblia.
Hijitos Míos, todos dentro de vuestro corazón, estáis buscando una mejora mundial, pero esta no se va a dar si vosotros no cambiáis en vuestro interior. Si no os llenáis de cosas buenas, no vais a producir nada bueno.
Os he dicho que de vuestro corazón nacen todas las buenas obras, así que debéis buscar cómo llenar vuestro corazón de buenas obras.

Os pido que a diario vayáis al Libro Perfecto, que es la Santa Biblia, y que empecéis con quince minutos, leyendo y dejando que las Palabras que vais a leer, entren hasta lo más profundo de vuestro corazón para que ellas se vayan enraizando ahí, que vayan tomando vida, para que esta vida luego salga a través de vuestros actos, a través de vuestras palabras, a través de vuestros pensamientos.
Mis pequeños, os debéis alimentar de cosas buenas, así como alimentáis vuestro cuerpo de alimentos que os van a hacer crecer, que van a mantener vuestra salud en el mejor estado. También debéis hacer que vuestra alma se vaya alimentado de lo mejor que le podáis dar a ella y lo mejor que tenéis es la Santa Biblia.
Empezad pues, Mis pequeños, con quince minutos diarios, y así como empezáis a tomar buenos alimentos, al rato querréis mejores y así va a ser después, empezaréis con quince minutos y después va a ser más tiempo, porque es cuando encontraréis la riqueza que Yo os he dejado ahí, en todo lo que tenéis en las Sagradas Escrituras. Una riqueza para el alma, infinita, éste es el mejor alimento que le podéis dar a vuestra alma y es la forma en que vosotros vais a hacer que vuestro mundo cambie, cuando éstas Palabras, éstos Pensamientos, todo Mi Amor, que Yo he dejado ahí se enraíce en vuestro corazón y, vosotros lo deis a vuestros hermanos.
Gracias, Mis pequeños.
Quinto Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Yo no aparto Mi Mirada sobre cada uno de vosotros, ni siquiera os dejo por un segundo, continuamente estoy velando por vosotros.
Hijitos Míos, vosotros sois más dados a estar hablando de lo malo que os rodea. Ya os había dicho alguna vez de esto, Mis pequeños, porque estáis viendo más la maldad que toda la Bondad que os rodea y que es muchísima más que la maldad que está al acecho contra vosotros.
Si Yo apartara de vosotros Mi Bondad, os daríais cuenta que os quitaría mucho, muchísimo más de lo que imagináis, porque Mi Bondad os está rodeando, os está protegiendo, os está dando todo lo que necesitáis, tanto en lo material como en lo espiritual. Vosotros no os imagináis siquiera de lo que hay alrededor de cada uno de vosotros.Todas las Bondades que están a diario derramándose sobre cada uno de vosotros y, ciertamente, esto le da una envidia tremenda a satanás, porque os consiento. Cada uno de vosotros es un alma consentida de Mi Corazón.
Si vosotros os tomáis un tiempo y meditáis todo lo bueno que tenéis, tanto en lo material, como en lo espiritual, y pedidMe que Mi Santo Espíritu os ilumine para que os dé la realidad de vuestra existencia, entonces os daréis cuenta de cuánto os amo, cuánto os protejo, todo lo que estoy haciendo por vosotros, día y noche, Yo no aparto Mi Mirada sobre cada uno de vosotros, ni siquiera os dejo por un segundo, continuamente estoy velando por vosotros.
Como os dije, satanás os tiene envidia, porque vosotros estáis llamados a venir a dejar amor sobre la Tierra, a venir a dar una experiencia de vida, vida espiritual a vuestros hermanos, pero es porque debéis tenerMe ya en vuestro corazón, haberos llenado de Mí y debéis daros a vuestros hermanos. Esa experiencia que vosotros debéis dar a vuestros hermanos es la experiencia de vida que ya debisteis haber tenido y que debisteis haber ya creado en vuestro corazón, al llenar vuestra mente y vuestro corazón de Mí.
Esa es vuestra tarea, Mis pequeños. Ciertamente satanás no quiere que vosotros dejéis amor y que regreséis al Reino del Amor, por eso os está atacando continuamente, pero su ataque y su maldad nunca va a sobrepasar las Bondades con la que Yo os lleno, de día, de noche, en todo momento de vuestra vida.
Meditad en esto, Mis pequeños y agradecedMe de corazón que Yo esté con vosotros todo el tiempo y no aparto, como os dije, Mi Vista, y Mis cuidados ni siquiera un segundo de vuestra existencia.
Gracias, Mis pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada