martes, 7 de mayo de 2013

Los Profetas y la Profecía - Verdadera Vida en Dios



LOS PROFETAS Y LA PROFECÍA
12.02.2000

-Desde Tu Palacio, Yahvé, mi Rey,
pero también mi Padre,
Tú me has regado hasta que mi tierra reseca
ha tenido todo lo que Tus Cielos tienen para ofrecer.

Tú utilizas los vientos como mensajeros,
y llamas ardientes como servidores,
para proclamar a toda raza
Tu Gloria y la grandeza de Tu Nombre.

¡Sí! Y seguiré recitando Tus maravillas,
una a una, mediante poesía,
pues me he propuesto hacerlo...

-Paz, Mi niña 1 . Todo lo que te he dado procede de la Santa Sabiduría. Este es el modo con que he trabajado siempre con Mis profetas. Yo hablé y ellos Me creyeron. Bañados constantemente en Mi Luz, ellos moran en Mi Voluntad. Conociendo su humana fragilidad, Mis Ojos, como madre que vigila su bebé, así vigilo Mis elegidos para guardarlos lejos de transgredir y caer en inclinaciones mundanas. Luego, en Mi gran benevolencia, pero también con deleite, les concedo favores especiales para prepararles a su tarea, una tarea que generalmente está más allá de la capacidad humana. Yo les concedo Mi protección, cobijándoles bajo Mis alas 2 ; y tú, a quién Yo he suscitado para una misión, y sobre quien he gravado Mi Santo Nombre, Yo te proveeré con todo lo necesario para que los leones y los dragones rujan de miedo, pues ellos sabrán que Yo Soy está contigo.

Mi Mano Todopoderosa no carece de medios de protección, para proteger Mi Santo Nombre gravado ahora sobre ti. Yo te tengo rodeada con Mis Brazos. Así como uno rodea su propiedad con una valla contra los intrusos, así te he rodeado Yo. ¿Quién se atreve venir ahora a enfrentarse Conmigo y retar Mi elección? El Prodigio Mismo se ha inclinado desde arriba para reavivar a esta generación moribunda, mostrando Mi Poder Soberano, pero también Mi misericordia, a través de Mi Obra Divina en ti... del modo más inefable. Yo he derramado Mi Sabiduría en tu oído, gota a gota, como mirra destilada, para abrirte a oír.

¡Ah
 3 , cuántos deleites he acumulado mientras llevaba a cabo este prodigio de prodigios! ¡Qué divino placer he obtenido de Mi benévolo acto de Misericordia al prever que la restauración estaba cercana, a la mano! Qué alegría y contento llenaba Mi Corazón mientras te estaba liberando de tu miseria y de la atadura del mal, atrayéndote, por el contrario, cerca de Mí, para convertirte en una niña que siempre estaría jugando Conmigo. Entonces, para que fijases tus ojos en Mi dignidad real, y conmemorases nuestros esponsales por siempre, Yo coloqué el beso más dulce en tus labios, para que glorificasen Mi Nombre, aumentando tu atención hacia Mi suprema dulzura, de modo que Yo pudiese oírte decir: "el Señor Dios me ha desposado, ha adornado Mi alma con Él Mismo. Oh, cuán agradable es para nuestro Señor cuando un alma es dócil y complaciente, pues Su impenetrable Sabiduría encontrará su camino en ella 4 y la arrastrará siempre completamente hacia Él."

Las Escrituras dicen: "dichoso el hombre a quién Tú eliges, a quien invitas a vivir en Tus cortes" (Salmo 65:4). Sí, dichoso él, pues Yo lleno a Mi elegido con las cosas buenas de Mi Casa, y estas cosas buenas son instrucciones santas que vienen de Mi Boca. Entonces, Yo adorno a Mi profeta con riquezas celestiales y con esplendor, que son las virtudes.

Yo quiero Mi templo santo y puro. Quiero Mi altar sin mancha y que brille como mil gemas. Yo convierto su lengua en una espada de dos filos para que salga y hable contra todo orgullo y arrogancia, contra todos los oradores altivos, contra toda soberbia humana, contra todo lo que es altamente considerado por los hombres, contra la injusticia y contra todo lo que contradice Mi Ley del Amor.

Yo Me complazco en Mi Lugar de Morada
 5 , pues Mi Espíritu reposa en él, en el que va a llevar Mi Palabra. Desposado con la Verdad, Mi profeta es enviado como Mi embajador real por toda vil esquina de esta tierra, para cantaros el himno: rectitud, gentileza, santidad, virtud, y recordaros a todos Mis Sendas, recordando a todo hombre de toda condición que:

- Unción del pobre de espíritu, Yo Soy.

- Garante de vuestro bienestar, Yo Soy.

- Luminosa Divinidad y Fuente del Amor Sublime, Yo Soy.

- Soberano y Novio de toda creación, Yo Soy.

- Restaurador y Lámpara de cuerpo y de alma, Yo Soy.

- Consolador del perseguido a causa de la justicia, Yo Soy.

- Bálsamo y Ungüento del enfermo y del moribundo, Yo Soy.

Y soy vuestro Señor y Dios, pero vuestro Amigo, vuestro Compañero y también vuestro Padre.

Yo, generación, estoy dándome incesantemente a vosotros, para perfeccionar vuestra imagen que habéis deformado y ensuciado tanto con vuestras malas acciones, vuestros pecados y vuestra obstinada resistencia a reconocerme como vuestro Padre. Y si estoy dándome sin cesar a vosotros es para elevaros por gracia, y para que mediante la gracia vuestra vista pueda ser restaurada para que vea las cosas invisibles que nunca se consumen. Esto es por lo que estoy suscitando profetas, por Mi buena Voluntad, por medio de una palabra de Mi Boca, para unirlos a Mi Corazón.

Yo, la Divinidad Luminosa, había previsto esta Gran Apostasía, mucho antes de vuestra creación. ¿No tengo derecho, pues, a suscitar profetas? Todo el cielo se regocija pues en Nuestra graciosa condescendencia Nosotros nos apiadamos de vuestra apatía. Yo he suscitado profetas para que reciban directamente, y en todos los tiempos, Mis llamadas celestiales, acompañadas de un flujo de gracias.  Yo comparto con ellos, en la proximidad de sus corazones, todas Mis Obras Divinas. Yo he estado y estoy respirando inspiraciones de Mi Corazón en sus corazones, para que ellos testifiquen fielmente. Y si Yo escandalizo a mucha gente orgullosa por medio de ellos, es porque sus
 6 caminos no son Mis caminos.

Por Mi celo por salvar esta generación, he suscitado profetas y los he desposado Conmigo. Yo les he enseñado cómo pasar su tiempo Conmigo, y a compartir sus vidas Conmigo, mientras están todavía en la tierra, según la gracia que les he dado.

En estos días estoy descendiendo junto con Mi Hijo y Mi Santo Espíritu, como tres Testigos. Yo Soy Espíritu
 7 , en tanto que envío Mi Espíritu Santo de Verdad (Jn 14:17) para que esté con vosotros por siempre y os conduzca a la Verdad completa. Pensad en Mi Misericordia y veneradMe.

La Palabra
 8 estaba Conmigo y existía desde el principio. Él, que es el más próximo a Mi Corazón, ha dado testimonio y ha hecho que Me conozcáis. Mi Palabra da testimonio sobre la tierra, como Yo y el Espíritu Santo damos testimonio. Mi Hijo, Jesucristo, que compró Su Iglesia con Su Propia Sangre, testifica con Su Sangre 9 y el Espíritu Santo que os conduce a la Verdad 10 completa testifica con Agua 11 , en todo somos tres Testigos y los tres estamos de acuerdo, pues somos un Único Dios, con una Voluntad, un Poder y un Dominio. Y tú puedes atribuir el Poder, la Santa Sabiduría y la Bondad Infinita a todos Nosotros tres.

El Amor Me mueve a concederos a algunos, generación, el espíritu de profecía, para que lleven a cabo lo que Yo les ordene hacer. Ellos son alimentados con bocados de miel
 12 y aceite 13 para proclamar Mi Nombre. Para mantenerlos fundados en la Verdad y en reflexión inteligente, Yo, he revocado, corregido y enseñado muchas veces, para que ellos se conviertan en unción para aquellos a los que hago volver a Mi Casa. Yo los he instruido con Santa Sabiduría, y la Sabiduría está constituida enteramente por el cumplimiento de la Ley.

Yo he enseñado a Mis profetas a contemplarme en Mi Santidad, dejándoles y dándoles acceso a Mi Nobleza para que se regocijen en Mi Presencia directa y gusten Mi dulzura. Por lo tanto, la única teología, y añadiría con firmeza, la única verdadera teología, es la de Mi contemplación, la de vuestro Dios, un anticipo de la Visión Beatífica. Esta es la verdadera y santa teología. No es el teólogo erudito, que cambia sus papeles con su teología, lo que le convierte en profeta para profetizar, sino aquellos a los que Yo Mismo ungí con la unción de Mi Amor, incrustándolos bien adentro de Mi Corazón, para que alcancen el interior Divino y las extraordinarias inspiraciones que yacen en Mi Corazón, para que las proclamen, como fuego, a Mi pueblo.

¡Ah, Vassula, y cuántas veces he escuchado desde la tierra un goteo de risas divertidas y arrogancia, acompañada por un completo resentimiento, y sordera también, cuando tú los corriges en Mi Nombre! Sí, los pecadores dejan la reprobación a un lado, encontrando toda suerte de excusas para hacer lo que quieren.

Yo Me manifiesto, del modo más inefable, a Mis profetas, sí, mientras que ellos todavía están en la tierra y son conscientes de esta gracia. Yo les pongo en orden Conmigo, adorno su desnudez Conmigo, y ellos lo saben, son conscientes de Mi Divina Presencia durante la contemplación.

Yo te he ungido para que extraigas de Mi Corazón todas las divinas inspiraciones que necesites, para que las des a Mi gente como una unción y como rocío refrescante de la mañana en una tierra reseca. Yo te he enseñado, también por gracia, a cómo interpretar Mis deseos. He dicho a través de esta Divina Revelación, pero también en Revelaciones anteriores, que Yo Mismo instruyo a Mis elegidos, y Me convierto en su director espiritual, con el fin de enseñarles el camino a seguir. Yo, por Mi parte, celebro Mi benevolencia por rescatar a los que amo, y ellos, a su vez, cantan de alegría los salmos de David a la sombra de Mis alas.


-Tú coronas a los que amas con Tu munificencia;
abundancia de gracias cubren sus cabezas.
Tu copa rebosa mientras la compartes.
Tú los inmortalizas con Tu Nombre.
Tú vistes sus almas con brocados de virtudes,
y Tu Corazón Real se enamora de su belleza.

-Sí, di a esta generación letárgica que Dios está aquí. Mis Obras son sublimes y los que han reconocido Mi Voz en estos mensajes son bendecidos. Aquellos que se deleitan en ellos hacen bien en fijar sus ojos en ellos, pues toda Obra que sale de Mi Mano Misericordiosa está llena de gloria y majestad. Yo le recuerdo a Mi gente que la profecía está viva, pues sale del Poder que Yo ejerzo, así pues ¿a qué viene la arrogancia de las naciones? ¿No habéis oído que Yo personalmente les pago tributo con Mi intervención directa?

¡Sí, realmente! Y les guardo cerca de Mi Corazón, como una madre guarda, como algo precioso, a su hijo contra su corazón, del mismo modo guardo Yo a Mis profetas cerca de Mi Corazón, y ¡ay! ¡ay del que se atreva extender su mano y trate de tocarlos sin Mi Autorización!

Sé feliz, Vassiliki, porque te permito entrar y salir, libremente, en Mis Cortes Celestiales. Que se regocije tu alma en Mi Misericordia. La Iglesia está languideciendo en su gran apostasía; una apostasía predicha pero mantenida en secreto. ¿Iba también Yo a guardar silencio?

Yo no guardaré silencio como quiere el demonio, no, sino que seguiré suscitando profetas para que anuncien y denuncien, para que brillen como una lámpara donde haya oscuridad. Yo les enseño a ser generosos y a gratificarme respondiendo copiosamente a Mi Llamada, mientras que los guardo en pensamiento y en contemplación en Mis Brazos enamorados. Yo lleno su boca con alabanza y su espíritu con alegría. Del mismo modo que la sangre corre por las venas de uno continuamente sin ningún sonido exterior, así te ha estado enseñando Mi Santo Espíritu, Vassula, de este modo tranquilo, con Sabiduría, para tu salvación y la de otros, y, si ha ocurrido que Yo te he amonestado de vez en cuando, ha sido para tu crecimiento espiritual y para tu propio progreso.

Desde toda la eternidad Yo había previsto esta apostasía, también en la Iglesia, pero también preví Mi Plan Salvífico en ti, donde Yo habría de descender desde Mi Trono y dirigirte, en divina poesía, Mi Tema de Amor y revelarte a ti, y, a través tuyo a otros, Mi intercesión amorosa por medio de Mi Infinita Misericordia.

Tú estabas vacía, generación, y Yo vine a llenarte, pero no eres feliz de que hasta este mismo día Yo te hable; estás resentida de Mis enseñanzas. Yo vine a curar tu apostasía, y los corazones contritos Me han oído. Yo he venido a resucitar a vuestros muertos para que Me conozcan a Mí como su Padre, por medio de Mi Espíritu Santo, y es sólo a través de Él que se puede obtener el Divino Conocimiento, que se descubre a los que hemos elegido, pues ellos tienen al Espíritu Santo Mismo como su Consejero y Educador. Por medio de Él, y no por conocimiento humano, se les
 14 da la gracia a su intelecto para que perciban al Dios Trino y para que hablen con Él. Ningún tipo hábil de inteligencia procedente del razonamiento humano les puede decir que no Me han conocido. Es como si tú les dijeses que están desnudos cuando ellos saben que están vestidos. Yo Mismo les he adornado Conmigo Mismo, pero el diablo cogió a lo mejor de los dignatarios de Mi Iglesia y te hicieron responsable de errores doctrinales, mientras que Mis repetidas inspiraciones para ti por medio del Espíritu Santo, les debía haber dejado claro, y deberían haber comprendido, que era una vehemente tentación del maligno, Satanás; celoso de todos los regalos que estoy derramando sobre esta mortecina generación para salvarla.

Celoso de ti, a quien he escogido, y que todavía gotea rocío celestial de Mis Cortes, donde has sido educada para ser enviada, como regalo precioso, a todas las naciones; enfurecido, ha jurado en su celotipia destruirte vomitando sobre ti su veneno para que parezcas detestable, deformada, peligrosa y fea. Pero tu Madre Bendita ha corrido a tu rescate y te ha cubierto con Su Manto. Por gracia te he levantado para que Me llames cuando lo desees; un regalo imperial único que raras veces he dado a Mis elegidos.
 15 

Pero Satanás, nuevamente en sus celos, llevó a muchos a ridiculizarte, mientras les llevaba a su lado. A pesar del buen fruto que he amasado para ofrecerles, incluso así, han continuado retándome, desconsiderando Mis frutos y Mi consejo
 16 en su rebeldía, y permanecen tan perversos y desleales como los hijos de sus antepasados, provocándome con sus altos lugares.

Después, hay algunos que creyeron que Yo hablaba, pero incluso a estos Satanás les dio un espíritu de letargo, una adaptación humana a Mis Prodigios, y con el tiempo este espíritu les hace perder interés en Mis Prodigios. Prodigios que son una fuente dadora de vida, y que les puede llevar a la Vida Eterna.

Tú debes haber oído la parábola del sembrador, "cuando uno oye la palabra del reino sin comprender, el malo viene y se lleva lo que fue sembrado en su corazón". Esta gente permanece inerte, estupefacta, sin comprender.

Después tienes los que se alzaron de júbilo al escuchar por medio de Mi mensajera el eco de Mi Voz, dando la bienvenida a Mi profeta con gran alegría, atronando otras ciudades, anunciando que la palabra del reino les está siendo dirigida de nuevo, libremente, y con poder; pero cuyo entusiasmo se desvanece rápidamente, porque en su corazón Mi Palabra había encontrado solamente pedazos de roca, y no hizo raíces en ellos. Con la primera persecución a causa de Mi palabra, o incluso un pequeño contratiempo en su camino, no pudieron perseverar; no, no son aquellos que, cuando la gente abusa de ellos y dice toda clase de maldades y calumnias contra ellos por Mi Nombre, permanecen firmes, pues aquellos no han tenido nunca un cimiento sólido. Ellos son los primeros en caer.

La Soberanía no ha sido comprendida y ha sido rechazada... y Mis embajadores
 17de paz lloran amargamente por sus corazones resecos. Satanás ha enviado, con tanta furia como ha podido, para destruir Mi regalo 18 a la humanidad, labradores para que se pongan a trabajar sobre tu espalda, Mi Vassula, haciendo surcos para romperte. Pero Mi Mano derecha hizo su yugo añicos.

1 Habla Yahvé.
2 Solamente es una expresión.
3 Dios parecía encantado cuando dijo "ah".
4 El alma.
5 "Lugar de Morada" es usado en lugar de la palabra "profeta".
6 La gente altiva.
7 Jn 4:24. San Pablo en 1Cor 15:45 también habla de Cristo como "Espíritu dador de vida". La descripción de "Espíritu" en el sentido bíblico no define la naturaleza de Dios, sino más bien describe Su actividad dadora de vida. Dios es Espíritu en tanto que Él da el Espíritu.
8 Jesucristo.
9 Con Su Sacrificio obtuvimos la Vida Eterna.
10 Jn 16:12-13: Jesús dice: "Todavía tengo muchas cosas que deciros pero sería demasiado para vosotros ahora; pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él os conducirá a la Verdad completa..."" Es un error hablar de un final de la Revelación y tratarla como un depósito de frases. Dios está activo y vive, y continuará mostrándose a Sí Mismo por medio del Espíritu Santo; nunca dejará de hacerlo. Cuando uno dice en Latín "completo" significa que Cristo es la plena y completa revelación de Dios. Y no que Él dejará de revelarse a Sí Mismo a la humanidad. La Santa Biblia es el testimonio narrativo de Jesucristo. No es la última palabra de Dios.
11 Con el Bautismo.
12 Miel: representa Maná Celestial, la Palabra de Dios.
13 Aceite: representa el Nombre de Dios (Sg 1:3)
14 A los profetas.
15 Nuestro Señor, desde un principio me dijo que yo le podía llamar cuando lo quisiera y que Él siempre me respondería. Y así Él siempre me ha respondido cuando le he llamado.
16Uno los distingue por sus frutos.
17 Los profetas.
18 Dios se refiere a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada