martes, 7 de junio de 2011

EJÉRCITO VICTORIOSO DE LOS CORAZONES TRIUNFANTES



DELIRIOS DEL AMOR DIVINO
Palabras de consolación
Dejaos tomar de mis manos Paternales

Agosto12/09 (9:27 a. m.)

Jesus dice:
Dejaos tomar de mis manos Paternales, hijos míos.

Manos que no os soltarán. Manos que os acercarán a mi Sacratísimo Corazón para que os sintáis abrasados por la llama de mi Amor Divino. Sacratísimo Corazón en el cual hay varios Aposentos, aún, vacíos. Entrad en uno de ellos; entregadme vuestras preocupaciones.

Entregadme vuestros sueños. Entregadme vuestros proyectos. Entregadme vuestros planes presentes y vuestros planes futuros. Yo soy vuestro Arquitecto y, Yo, obraré prodigios grandes en vuestras vidas, si me entregáis vuestras vidas como ofrendas de Amor Divino.

Deseo abrazaros, deseo arroparos con mi mirada de pureza, con mi mirada de candor.

Deseo tomar vuestras miserias. Deseo purificar vuestros corazones de toda mancha, de toda culpa.

Deseo daros la libertad que como hijos de Dios os merecéis.

Es Jesús de Nazaret, el mismo hombre que atrajo a su Divinísimo Corazón muchedumbres; muchedumbres que le seguían, soportando el sol, soportando el viento impetuoso y lluvias torrenciales.

Hoy os llamo también a vosotros, hijos míos, para que escuchéis mis palabras, para que escuchéis mi voz; voz que ha de sosegar vuestro corazón y lo ha de inflamar con mi Amor Divino. Voz que ha de calar en la profundidad de vuestro interior y ha de hacer que vuestro corazón palpite con vehemencia de amor hacia Mí y de amor a la Santísima Virgen María. Dejaos tomar, también de sus manos virginales. Ella es el camino seguro que os conducirá hacia Mí. Caminando del lado de María, no tendréis pérdida.

Caminando del lado de María, vuestro horizonte será un horizonte esperanzador.

Caminando del lado de María, vuestros proyectos, vuestros planes cobrarán vigencia.

¿No veis hijos míos que ella intercede por todos vosotros ante Mí en el Cielo? ¿No veis hijos míos que ella es vuestra Madre y ella solamente os quiere
alimentar, alimentar primero con su leche espiritual; y ya cuando estéis un poco más creciditos as dará papilla. Y ya cuando estéis más nutridos, más crecidos espiritualmente, empezará a daros alimento sólido, alimento sólido que os hará cristianos, enraizados en la Palabra de Dios.

Alimento sólido que os hará cristianos enraizados en la verdadera Iglesia.

Alimento sólido que os hará peregrinos en busca del Absoluto.

Peregrinos que caminan ligeros de equipaje.

Peregrinos que caminan con sus ojos, con su corazón elevados hacia el cielo.

Peregrinos que ansían vivir una vida de santidad, una vida de perfección, una vida en la que se encarne el Evangelio.

Peregrinos del Absoluto que desearán vivir, cohabitar en una de la moradas del Reino Celestial. Allí, hay varios aposentos; allí, hay varias moradas predispuestas en recibiros; pero para adquirir una de esas moradas, una de esas habitaciones en el Cielo debéis vivir como Yo viví, debéis pensar como Yo pensé; debéis hablar con mis mismas palabras. Debéis gesticular, debéis hacer mis mismos ademanes, mis mismos movimientos. Ademanes y movimientos de misericordia. Ademanes y movimientos de compasión. Ademanes y movimientos de amor infinito por todas la creaturas, hijos míos.

Ved en cada uno de vuestros hermanos, mi Presencia.

Descubrid en el corazón de cada uno de mis hermanos algo grato, algo lindo.

Caminad, caminad con la esperanza de habitar en uno de los Aposentos de mi Sacratísimo Corazón.

Corazón abrasado por la llama del Amor Divino.

Corazón que desea daros arropo, daros protección y daros albergue porque sois mis hijos amados.

Os amo y os bendigo:
. Amén.

LIBRO COMPLETO EN PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada